Quien no tiene trabajo el gato peina

He parafraseado este dicho para utilizarlo como pretexto que en estos momento especiales tanto a nivel salud como económicos muchas empresas están sufriendo sus peores crisis, considerando además que algunos sectores de actividad han visto reducida su actividad prácticamente a cero como es el sector del ocio o el turismo.

Si algo disponemos ahora es tiempo, tiempo que podemos emplear para pensar en como reducir el impacto de los azotes de esta actual crisis, para pensar en como podemos adaptarnos a las nuevas medidas sanitarias y políticas, a innovar en productos o servicios para mejorar o adaptar nuestro portfolio de productos y servicios a las nuevas necesidades de las empresas y consumidores o simplemente a esperar a que el tiempo pase y aprovechar para tomarse un período sabático, en estos momentos ya hace un año del estado de alerta y sus consecuencias.

Todas, sinceramente todas las distintas opciones y decisiones que tomemos serán válidas, ya que es cada uno, cada persona el que debe decidir acerca de su futuro, el de su empresa y de la manera de contribuir a salir cuanto antes de esta grave situación.

Habrá por supuesto que aprovechará, y así lamentablemente ha sido, para generar “negocios” nuevos mediante la suplantación de identidad o el hackeo de aplicaciones, sistemas, ordenadores y smartphone, a éstos les pediría que aprovechen su inteligencia y tiempo para ponerlos en manos de la ciencia para mejorar la salud de nuestros allegados, mayores principalmente, o bien de la economía.

Otros buscarán la manera de evitar el pago de sus obligaciones con sus proveedores y acreedores alegando cualquier excusa, incluso a sus propios trabajadores a quienes evitará pagar sus últimas nóminas o no incorporarlas pasado el período del ERTE.

Y desgraciadamente otros buscarán fórmulas para sacar dinero de cualquier resquicio legal, sin importarles la situación de los demás, buscando única y exclusivamente el beneficio personal.

Como decía el anunciado: Quien no tiene trabajo el gato peina.

A veces es mejor coger un libro, aunque para algunos tan sólo servirá para ponérselo de almohada para una siesta.

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.164 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com