Carnet de Directivo

En la actualidad existen infinidad de escuelas de negocios que ofrecen formación para dirigir o liderar empresas, en definitiva preparan a las personas dotándoles de conocimientos para afrontar con mayor confianza la toma de decisiones.

Además ofrecen Post-grados y/o formación continuada para adecuar sus conocimientos a las necesidades cambiantes de nuestro sistema económico-empresarial y a la sociedad en general, considerando los hábitos de consumo y como satisfacerlas en una ecuación coste-beneficio óptima.

Cada vez que obtenemos una titulación, añadimos una medalla a nuestro curriculum, aspecto que garantiza de unos conocimiento o al menos haber pasado una serie de controles o exámenes, la realización de una serie de ejercicios o trabajos específicos que complementan la formación un tanto teórica.

Dicha acreditación avala teóricamente para realizar tareas directivas, pero será cuando nos pongamos delante de una organización o equipo de trabajo (pequeño o grande) cuándo realmente sabremos el nivel de preparación para afrontar el reto. Ello significa que además del conocimiento, para liderar una organización, es necesario unas habilidades y una experiencia, así como unas capacidades y cómo no unas aptitudes y por supuesto una actitud.

Todo ello, sin garantizar el éxito del proyecto, al menos sobre el papel permite considerar que las decisiones se tomarán con el máximo rigor profesional de manera que dejamos pocas opciones al azar.

De la misma manera que cada cierto tiempo tenemos que pasar la ITV del coche para asegurar que no hay ningún elemento de los considerados importantes a efectos de seguridad vial (dirección, frenos, neumáticos, cinturones de seguridad, …) que estén deteriorados o fuera de márgenes, o las empresas deben pasar auditorías periódicas tanto contables como fiscales o de sistemas de Calidad, Medio Ambiente, RSC, etc. Los directivos no siempre pasan este tipo de “controles” para seguir demostrando que están preparados para dirigir y liderar tomando las mejores decisiones para la organizacion.

No existe una ITV para los directivos, existen formaciones complementarias.

Después que obtenemos una titulación, la sociedad, las empresas o la tecnología evoluciona, deberíamos poder garantizar que nuestros directivos están capacitados para afrontar los nuevos retos que nos depara, garantizando la continuidad y la sostenibilidad de las organizaciones, mejorando los propios resultados, así como los de las partes interesadas: clientes, empleados, sociedad, socios.

Muchas veces la evolución o crecimiento y desarrollo de una organización va ligada a las capacidades de sus directivos, por lo que la mejor inversión para cualquier empresa es formar a los distintos niveles y evitar de esta manera queda estancos con un producto o servicio, o con un mercado, sin evolucionar lo suficiente, para evitar que la competencia nos pase por encima

Tagged with: , , , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

EL arte de dirigir

No es suficiente tener un buen equipo para celebrar victorias, lo hemos visto en el deporte, en las empresas y en la administración. Dirigir es un arte, que se puede aprender.

Dirigir va mas allá de dar indicaciones, de asignar puestos y cargos y esperar que los resultados aparezcan. Dirigir es una habilidad que ciertas personas disponen y que ponen en práctica cada día en sus proyectos.

Dirigir no es aprender una lección y explicarla. Dirigir es comunicar, implicar y hacer partícipe al resto de personas para conseguir un objetivo o beneficio común. Dirigir es aprovechar el talento de cada persona del equipo, maximizando los recursos para ser eficiente. Dirigir es una aprendizaje continuo.

Dirigir es aunar esfuerzos, escuchar, saber dar y entregarse a una causa, a un compromiso en el que los partícipes sean conocedores del reto, de los pasos y de sus consecuencias.

Dirigir es tener la confianza del equipo, sin ello podemos dar instrucciones que también están en un manual, en un video. Dirigir es transmitir las ganas de victoria, en la que cada elemento del equipo vea su aportación y forme parte de la victoria.

Dirigir es ser coherente consigo mismo y con los demás. Tener sentido común y no fallar en lo básico, tener muy claro los valores.

Dirigir es tomar decisiones y la más importante es buscar un sustituto cuando las condiciones sobrepasen las capacidades propias. Dirigir no es dar bandazos, en todo caso es rectificar para ser más fuertes y mejorar.

Saber ceder la Dirección es la mejor decisión que se puede tomar, cediendo el relevo a personas mas capacitadas, con mas experiencia , o con mayor ganas de victoria e ilusión.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

No es oro todo lo que reluce

Ni mucho menos. Estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación empresas de mucho renombre que nos hablan de su crecimiento, de su incremento de capital, de la incorporación de nuevos socios, etc, pero realmente que hay detrás de todo ello.

En primer lugar, y como no puede ser de otra manera, mucho marketing, marketing que directa o indirectamente se está pagando o habrá que pagar en la medida que disponga de recursos. También seguramente un nuevo producto o servicio y porque no una nueva manera de prestar dicho servicio. Además, existen coincidencias que algunas de estas empresas o marcas están promocionadas o iniciadas por una misma persona o grupo inversor.

Será que la forma de hacer negocios en la actualidad ha cambiado hacia un modelo menos tangible, menos cuantificable y que puede depender de las modas mas o menos pasajeras ?

Me viene a la cabeza Bitcoin o Criptomoneda, es una moda ? es un sistema piramidal ? o será la nueva forma de pago y así evitaremos especulaciones sobre diferencias de tipo de cambio por ejemplo.

Retomando el tema y segmentando en las startups como empresas que su futuro depende de factores muchas veces incontrolables, que incluso cuando nacen, son fruto de ilusiones poco fundadas y que toman forma con el tiempo mientras maduran al compas de los mercados, dichas startups si son bendecidas por grupos inversores pueden alcanzar valores contables no escriturables de varias de decenas de millones de euros aun sin haber empezado a producir ni facturar. Nadie nos podríamos haber imaginado esto hace un tiempo. A veces hacer un acto de fe tiene su recompensa, o no ¡¡¡

No es oro, ciertamente todo lo que reluce, y mucho menos en el mundo de las startups donde muchas no levantarán el vuelo mas allá y se quedarán en el típico experimento, y serán sólo unas pocas las elegidas, y no por ello las más realizables, las que cada día veremos, oiremos e incluso utilizaremos para saciar nuestra complacencia mercantilista en la que el empeño de sus creadores, la fuerza del equipo confiado, asi como las alianzas en materia de capital darán la fuerza suficiente para estar en nuestras mentes y crecerán hasta límites desconocidos fruto de una estrategia sin fin, donde la máxima es no poner límite a la imaginación.

No, no me refiero a redes sociales, ni a e-commerce, ni a medios o sistemas de comunicacion, me refiero simplemente al sistema que entre todos estamos alimentando y que desconocemos la próxima parada y mucho más su destino.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Valores: el compromiso en las personas

Las empresas, indistintamente de su tamaño y presencia, están dirigidas por personas que son las que en definitiva forman la cultura empresarial y que comparten sus valores al resto de la organización.

Una empresa puede estar comprometida, por ejemplo con el Medio Ambiente, si lo están sus personas, sus líderes y su equipo. De nada sirve que se invierta cientos o miles de euros en publicidad si las personas integrantes de la organización no están alineadas con éste (o éstos) valores y por ejemplo no reciclan. Pero hoy no vamos a hablar de reciclaje ni de Medio Ambiente, sino de liderazgo y su compromiso en las personas.

A pesar de que cada día son más las empresas que difunden sus valores en la organización y más aún las personas implicadas o comprometidas con dichos valores, existen todavía personas que no los tienen en cuenta, que no va con ellos o al menos eso creen.

El compromiso en las personas, es algo natural y tiene que ver con la educación recibida (familia), escuela (formación) y entorno (sociedad) entre otros, debe enfocarse en el mundo profesional al logro de resultados para: la propia organización, resto de empleados, clientes, proveedores, socios y sociedad en la que convivimos.

Por compromiso podemos entender al que es capaz de destinar los recursos necesarios para alcanzar una meta en un determinado período de tiempo, y es consecuente con ello, con su propósito o compromiso. Ahí no vale el hoy si y mañana quizás.

En la vida tomamos decisiones a cada momento y ello implica que para hacer o acceder a algo, seguramente debemos renunciar a algo, aunque sea tiempo o descanso por ejemplo. Si deseo estudiar deberé destinar tiempo a ello y reducir mi tiempo de ocio o de otras actividades. Ello es compromiso.

En la empresa sucede exactamente, no podemos acceder a todo ya que los recursos, tanto materiales como humanos (o las propias instalaciones) no son infinitas, por ello al tomar una decisión en un sentido o en un proyecto, indirectamente estamos evitando o renunciando a otros proyectos que se consideran menos prioritarios.

El compromiso es un reto que además tiene un factor ético consigo mismo, y muchas veces hay que aprender a tomar decisiones, a renunciar y a ser consecuentes con ello. No es fácil, pero la experiencia y el equipo pueden que este tipo de decisiones sean mas fáciles de tomar y a su vez más comprometidas con el resto de la organización.

Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Quien no tiene trabajo el gato peina

He parafraseado este dicho para utilizarlo como pretexto que en estos momento especiales tanto a nivel salud como económicos muchas empresas están sufriendo sus peores crisis, considerando además que algunos sectores de actividad han visto reducida su actividad prácticamente a cero como es el sector del ocio o el turismo.

Si algo disponemos ahora es tiempo, tiempo que podemos emplear para pensar en como reducir el impacto de los azotes de esta actual crisis, para pensar en como podemos adaptarnos a las nuevas medidas sanitarias y políticas, a innovar en productos o servicios para mejorar o adaptar nuestro portfolio de productos y servicios a las nuevas necesidades de las empresas y consumidores o simplemente a esperar a que el tiempo pase y aprovechar para tomarse un período sabático, en estos momentos ya hace un año del estado de alerta y sus consecuencias.

Todas, sinceramente todas las distintas opciones y decisiones que tomemos serán válidas, ya que es cada uno, cada persona el que debe decidir acerca de su futuro, el de su empresa y de la manera de contribuir a salir cuanto antes de esta grave situación.

Habrá por supuesto que aprovechará, y así lamentablemente ha sido, para generar “negocios” nuevos mediante la suplantación de identidad o el hackeo de aplicaciones, sistemas, ordenadores y smartphone, a éstos les pediría que aprovechen su inteligencia y tiempo para ponerlos en manos de la ciencia para mejorar la salud de nuestros allegados, mayores principalmente, o bien de la economía.

Otros buscarán la manera de evitar el pago de sus obligaciones con sus proveedores y acreedores alegando cualquier excusa, incluso a sus propios trabajadores a quienes evitará pagar sus últimas nóminas o no incorporarlas pasado el período del ERTE.

Y desgraciadamente otros buscarán fórmulas para sacar dinero de cualquier resquicio legal, sin importarles la situación de los demás, buscando única y exclusivamente el beneficio personal.

Como decía el anunciado: Quien no tiene trabajo el gato peina.

A veces es mejor coger un libro, aunque para algunos tan sólo servirá para ponérselo de almohada para una siesta.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Cuando el remedio es peor que la enfermedad

En esta durísima crisis que estamos sufriendo del COVID-19, en la que nos han dejado tantos y tantos seres cercanos, entre familiares y amigos, donde los más débiles han sufrido las peores consecuencias, algo debemos de haber aprendido, a la vez que tenemos la obligación de enseñar a las próximas generaciones.

La crisis, empezando por la sanitaria, económica y social, ha sido, y lo podemos constatar, gestionada por personas que poco o nada tenían que ver con las tipologías comentadas, y que intentaban realizar de la mejor manera posible su tarea de “salvamento“, en primer lugar de la población y seguidamente de la economía (empresas, autónomos, comercios, …), no deja lugar a dudas que se podría haber hecho infinitamente mejor.

Atenuantes de que era la primera vez y el desconocimiento que se tenía del coronavirus sólo hacia reforzar la máxima de que en cualquier situación y mas cuando se trata de alto riesgo y con urgencia, siempre debemos poner en el primer nivel a personas de relevante prestigio, conocimiento y experiencia, de nada valen las voluntades, que evidentemente se agradecen, pero que mejor en un segundo plano.

Rodearse siempre de los mejores, así como, dar un paso atrás en determinadas situaciones son elementos clave en el éxito de cualquier proyecto. Esta lección debe permanecer en nuestras retinas a lo largo de los tiempos y transmitirlo a nuestros hijo@s de la manera más natural sin el deseo codicioso de aferrarse a una silla o un puesto de dirección.

En las empresas, como en la vida real, cuando necesitamos a algún especialista o profesional para una tarea o actividad, recurrimos a profesionales que seguro con su experiencia y conocimiento lo harán mejor y probablemente con menor tiempo, mientras tanto seguiremos con nuestra labor diaria principal. Un especialista no tan sólo me refiero a un mecánico, pintor o informático, me refiero también a un especialista en Gestión y Dirección de empresas a quien debemos confiar nuestro timón durante un determinado tiempo (o cederlo) para enderezar el rumbo y seguir hacia el objetivo deseado. La imparcialidad y profesionalidad que nos aporta este tipo de profesional permitirá salvar a muchas empresas y enderezar su trayectoria para dejarla mejor posicionada para alcanzar nuevos objetivos.

El resultado es salvar empresas, mantener puestos de trabajo y por supuesto reducir lo efectos de las crisis en la economía, minimizando situaciones de stress y mejorando en consecuencia la salud de las personas, ya que de valientes e ignorantes está el cementerio lleno y las colas del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) son más largas cada día.

Tagged with: , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Érase una vez: el huevo o la gallina

Érase una vez cuando un compañero profesional en una comida tenía ganas de explicar su experiencia profesional, así como aportar su visión sobre cómo liderar empresas.

Este profesional, ex-gerente de empresa familiar y recién reubicado como consultor empresarial, para ello sólo hay que tener relaciones, un ordenador y como no un poco de osadía y atrevimiento.

Pues tal y como comentaba, mientras nos sentábamos en la mesa de un restaurante para pedir nuestro menú, explicó ciertos detalles de su experiencia profesional que a mi entender marcan el recorrido y la profesionalidad, así como una actitud y valores que seguramente acompañarán el resto de sus días.

Con orgullo, y resumiendo, vino a decir que después de dirigir una empresa familiar, creada por su padre (ya retirado en ese momento), finalmente tuvo que tomar la firme decisión de cerrar la empresa y con ello preparar el despido de las 150 personas que en aquellos momentos trabajaban en ella, terminando la frase, con un “y yo fui el último en despedirme”.

Triste noticia cuando se cierra una empresa, cuando mas de un centenar de personas se quedan sin empleo y seguramente además es habitual que algunos proveedores y acreedores queden con saldos pendientes de liquidar.

Éramos cuatro en la mesa y se abrió un momento de silencio, seguramente nadie sabíamos si preguntar y profundizar en la herida o bien darle ánimos como si de nada importante se tratara, pero no se me ocurrió otra cosa que, fruto de mi experiencia personal y profesional tanto a nivel individual como en los distintos proyectos (negocios, iniciativas) en los que he participado, lancé una pregunta sin más ánimo que obtener una posible respuesta de algunos de los compañeros que compartíamos mesa, y fue la siguiente: ¿ Y si en lugar de despedirte el último, hubieses sido el primero ???

Un largo y tenso silencio, miradas cruzadas, y nadie quería romper el momento que para mí había sido tan solo una pregunta para generar un rico y controvertido debate así como opiniones diversas, buscando una posible respuesta para comprender algo más la situación, sin ningún interés en hurgar en la herida, sino en el simple hecho de que no es un caso excepcional.

Ahí dejo la pregunta: el huevo o la gallina. Juzguen ustedes mismos y saquen sus propias conclusiones según sus experiencias. En mi caso, la mayoría de ocasiones lo tengo claro. Nuestra relación a partir de ese momento cambió.

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Productivitud: la actitud para mejorar los resultados de la empresa

Productivitud 1El reto de la empresa es la maximización de los recursos disponibles para la obtención del mejor rendimiento, a ello le llamamos Productivitud ya que para ello es necesario un componente de ACTITUD por encima de la media.

La Productivitud se halla en las mejores empresas, donde al margen de la consecución de una serie de objetivos se trabaja, forma y desarrolla la actitud de las personas para alcanzar nuevos y distintos retos, mas allá de los previamente fijados, a través de la mejora continua de los equipos.

Read more ›

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

En épocas de crisis hay que priorizar la tesorería a los beneficios

Tesoreria vs Beneficio 2

Acabo de leer un artículo del Profesor de IESE Business School Jaume Llopis en el que plantea la revisión del presupuesto y el plan de tesorería de las empresas y sobre el que me permito hacer algunas reflexiones que tienen vinculación directa con la estrategia.

El presupuesto y en su defecto el plan de tesorería emana de la estrategia corporativa, por ejemplo, podemos determinar que la estrategia de un período determinado es el crecimiento priorizando las ventas versus el margen. Con ello generaremos un efecto sobre la tesorería que deberemos tener en cuenta. Cuando hablamos de tesorería claramente nos referimos en este caso al flujo directamente relacionado de los ingresos de las ventas y sus costes asociados (sin entrar en mayores detalles). Read more ›

Tagged with: , , , , ,
Publicado en Estrategia

Protección de datos y Ciberseguridad

ciberseguridad A continuación, y en la presentación de menos de 5 minutos, se exponen los principales aspectos a tener en cuenta en cualquier actividad empresarial, desde un autónomo o bien pequeña y mediana empresa para cumplir con la normativa de Protección de Datos Personales LOPD/RGPD-UE así como relacionado con la Ciberseguridad.

VER PRESENTACIÓN

Resultado de imagen de proteccion de datos ciberseguridadResultado de imagen de proteccion de datos ciberseguridad

 

Tagged with: , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo
Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.164 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com