La estrategia del “todos a vender”

Cada día son más las empresas que, con el ánimo de maximizar su crecimiento en una situación de estancamiento y necesidad de supervivencia, prioriza todos sus recursos a la captación de nuevos pedidos y clientes.Todos a vender

Esta estrategia, que “a priori” y en algunas situaciones consigue impacto inmediato, puede generar ciertas tensiones en el desarrollo de las funciones y desatender el actual “modus vivendi” de la organización.

La función de ventas es como cualquier otro, un proceso, requiere de una metodología, de un saber hacer y estar, de una formación, de un mínimo de experiencia.

Esta voluntad, a menudo va ligado a un plan de incentivos, aspecto que canibaliza aún mas las organizaciones llegando a no respetar el canal, o el contacto con el cliente.

Este cambio de orientación deber ir acompañado de toda una serie complementos, como una adecuada formación en productos y servicios de la empresa, de una buena presentación de compañía, de saber despertar y/o detectar la necesidad del cliente, de saber elaborar una propuesta de valor suficientemente atractiva más allá de la simple propuesta técnica, etc….

Vender a un amigo o conocido puede resultar gratificante, incluso puede parecer fácil. En el caso de desear abrir nuevos clientes y nuevos mercados, el ejercicio empieza a ser interesante y requiere de un cierto esfuerzo y sacrificio.

La orientación al cliente es clave en el momento de la venta, desde el contacto inicial hasta su cierre. La ejecución del proceso de venta de manera estricta es fundamental en el éxito de la misma.  Un vendedor no es alguien al que le compran, es quien sabe con su propuesta satisfacer la necesidad del cliente, en plazo, recursos y precios adecuados.

Seamos prudentes en la propuesta de multifuncionalidad en la organización ya que ponemos en cuestión nuestra marca ante un cliente, sector o mercado.

Anuncios

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.299 seguidores

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com