La vuelta de vacaciones no es la vuelta a la rutina

El recuerdo de las vacaciones nos aporta estos momentos que hemos podido disfrutar con mayor intensidad de la familia, hijos, amigos, así como de nuestras aficiones favoritas ya sea un viaje, una estancia en un lugar soñado, o porque no una excursión en bicicleta o de senderismo por la montaña. Todo nos ayuda a relajarnos, a cambiar de hábitos y horarios y como no, a hacer realidad alguno de nuestros sueños.

Pero como dicen: “no hay dicha que cien años dure“, la vuelta al trabajo, a la actividad profesional, a la oficina, nos da la oportunidad de conectar de nuevo con el resto del equipo y compartir estas experiencias vividas en el momento del café o la comida.

Cierto es que retomamos la actividad con “las pilas cargadas” o al menos eso decimos habitualmente, con lo que la ilusión y energía se desprende por nuestros poros de manera volvemos con tantas ganas de ponernos en marcha que a veces nos olvidamos de preparar y planificar, y pasamos directamente la acción llenando nuestras agenda de reuniones.

Es hora de evitar caer en la rutina y replantearnos la actividad, priorizar, reflexionar sobre lo importante y urgente de cada una de nuestras tareas, para de esta manera ser mas eficientes, dar mejores respuestas y satisfacción a nuestros clientes, así como mejores resultados a la organización.

Reflexionar sobre la estrategia, sobre el día a día y no dejarnos arrastrar por la inercia, es una oportunidad que tenemos en estos momentos donde con la frescura del momento, con la limpieza de nuestras neuronas y con la energía recargada ponernos a replantear algunas tareas para focalizarnos en todo lo que realmente aporta el valor añadido a nuestra actividad.

En este último tramo del año estamos a tiempo de reconducir las acciones para alcanzar los objetivos planificados, así como reorientar actividades para sentirnos más

útiles, mas eficientes y mejores resultados planificando los recursos y esfuerzos para no caer en situaciones de stress o tensión que bloquee el desarrollo y crecimiento de la actividad profesional.

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Estrategia2, Liderazgo, Talento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.138 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com