No es oro todo lo que reluce

Ni mucho menos. Estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación empresas de mucho renombre que nos hablan de su crecimiento, de su incremento de capital, de la incorporación de nuevos socios, etc, pero realmente que hay detrás de todo ello.

En primer lugar, y como no puede ser de otra manera, mucho marketing, marketing que directa o indirectamente se está pagando o habrá que pagar en la medida que disponga de recursos. También seguramente un nuevo producto o servicio y porque no una nueva manera de prestar dicho servicio. Además, existen coincidencias que algunas de estas empresas o marcas están promocionadas o iniciadas por una misma persona o grupo inversor.

Será que la forma de hacer negocios en la actualidad ha cambiado hacia un modelo menos tangible, menos cuantificable y que puede depender de las modas mas o menos pasajeras ?

Me viene a la cabeza Bitcoin o Criptomoneda, es una moda ? es un sistema piramidal ? o será la nueva forma de pago y así evitaremos especulaciones sobre diferencias de tipo de cambio por ejemplo.

Retomando el tema y segmentando en las startups como empresas que su futuro depende de factores muchas veces incontrolables, que incluso cuando nacen, son fruto de ilusiones poco fundadas y que toman forma con el tiempo mientras maduran al compas de los mercados, dichas startups si son bendecidas por grupos inversores pueden alcanzar valores contables no escriturables de varias de decenas de millones de euros aun sin haber empezado a producir ni facturar. Nadie nos podríamos haber imaginado esto hace un tiempo. A veces hacer un acto de fe tiene su recompensa, o no ¡¡¡

No es oro, ciertamente todo lo que reluce, y mucho menos en el mundo de las startups donde muchas no levantarán el vuelo mas allá y se quedarán en el típico experimento, y serán sólo unas pocas las elegidas, y no por ello las más realizables, las que cada día veremos, oiremos e incluso utilizaremos para saciar nuestra complacencia mercantilista en la que el empeño de sus creadores, la fuerza del equipo confiado, asi como las alianzas en materia de capital darán la fuerza suficiente para estar en nuestras mentes y crecerán hasta límites desconocidos fruto de una estrategia sin fin, donde la máxima es no poner límite a la imaginación.

No, no me refiero a redes sociales, ni a e-commerce, ni a medios o sistemas de comunicacion, me refiero simplemente al sistema que entre todos estamos alimentando y que desconocemos la próxima parada y mucho más su destino.

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.164 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com