La estrategia veleta en las empresas: cómo mejorar los resultados

avion-despegando-de-la-pista-en-el-aeropuertoHablar de estrategia en un entorno cambiante es como querer hacer despegar un avión en un día de tormenta, en la que el viento sacude con fuerza y la lluvia y la niebla no permite ver más allá de unos cuantos metros de la pista de despegue.

La realidad es que estamos preparados, como personas y como organizaciones, para soportar grandes altibajos,  grandes sacudidas que a la postre nos hacen más expertos y más seguros para gestionar situaciones de mayor riesgo y compromiso, alcanzando mejores resultados, más eficientes, reduciendo notablemente los riesgos asociados y con los mínimos recursos posible.

La estrategia no es algo que debe imponerse y que en consecuencia no pueda o deba ser adaptada al entorno. Es más, la estrategia debe ser la guía, la mirada a los lejos, que nos hace avanzar hacia un destino con paso firme, eso sí, gestionando adecuadamente las incertidumbres del dia a dia.

En este sentido, en las organizaciones conviven distintos tipos de perfiles que las hacen divertidas y potentes a través de la suma de las capacidades de sus diformas-fastidiosasrectivos.

Hoy vamos a hablar del directivo veleta, también conocido con el sobrenombre de “el dinámico“. Se describe con este perfil al profesional que cada día viene con nuevas y variadas aportaciones y que son necesariamente la solución  a todos los males de la empresa. Os suena la frase: Este fin de semana he estado reflexionando sobre la decisión tomada la semana anterior y, en base a una noticia recientemente leída y a un comentario de alguien de la competencia, debemos reaccionar lanzando un nuevo producto inmediatamente o realizando una campaña de marketing o asistiendo a una importante Feria. En definitiva gastos a la vista no previstos, con el agravante de que si no lo hacemos estamos perdiendo una gran oportunidad o si no reaccionamos estamos enfocados al fracaso. Nada cierto en ello.

En la mayoría de ocasiones esta información no está constatada en datos objetivos y se basa en comentarios leídos en prensa o escuchados de personas de la competencia y que pueden o no ser realidad 100%.

Estar atento a los cambios del entorno y por supuesto de la competencia es obligación de cualquier persona del equipo directivo. Ahora bien, tomar decisiones precipitadamente, sin tener la certeza de las mismas y generar cambios en la estrategia, puede tener consecuencias muy graves, tanto a corto como a largo. Y más en el resto del equipo que genera la incerteza de que nunca se sabe cuándo vendrá un nuevo timonazo. Estar en alerta permanente es una situación recomendable, pero las decisiones deben tomarse con datos objetivos, analizadas con rigor y tomando las decisiones más acertadas y que conlleven situaciones de minimización de riesgos.

Sí a los cambios, ojo con el directivo veleta.

Mirar siempre los objetivos de la estrategia, escuchando el mercado para adaptar.

escuchar

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Estrategia, Liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.250 seguidores

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com