El talento en la estrategia

Como en la mayoría de ocasiones procuro hablar de experiencias personales.

Imatge Talento

En este caso me voy a referir a la importancia que tienen las personas, su talento y sus competencias en la ejecución de la estrategia.
Las personas es el recurso clave para desarrollar cualquier actividad empresarial, su gestión y desarrollo y de su talento y competencias dependen el éxito de la misma.

Todos hemos visto y seguramente estamos rodeadas de personas con un talento excepcional, los mejores en sus puestos y que difícilmente podríamos sustituir de manera fácil, aún así no es suficiente para los momentos actuales en los que además requieren de otros elementos que conjugados de la manera adecuada nos den el resultado óptimo, es decir que sean capaces de sumar en la estrategia.

Apuntaré tan sólo algunos ya que en cada organización y en cada momento deben de reconsiderarse, en esta ocasión me voy a referir al trabajo en equipo, la comunicación, la planificación y la orientación a objetivos (o resultados).

A simple vista podemos identificarlos como clave en la mayoría de las organizaciones y además normalmente en cualquier organización y/o profesional con una mínima experiencia, son competencias que se le suponen, ya que por sus méritos habrá llegado donde está.

Por mi experiencia, principalmente en pyme’s, y más concretamente en el área de servicios, nos encontramos con un déficit en alguno de ellos.

Es habitual ver correr a toda la organización para atender cualquier circunstancia que sale de lo corriente o mínimamente novedosa, no existen procesos establecidos y en la mayoría de ocasiones acaba con una reunión precipitada, de pasillo o no, para aspectos tan elementales como determinar quien debe hacer tal acción. Y lo mas grave es la repetitividad de las mismas, es decir, que cada caso se trata de manera distinta sin atender a unos objetivos claves de la organización, sin una planificación previa y que supera a algunos profesionales.

La capacidad de entender que la estrategia no es lo que uno piensa sino lo que la organización considera lo más adecuado para su desarrollo, crecimiento y consolidación, es la gran diferencia entre el profesional que requiere el entorno actual, respecto al excelente hacedor, y que los hay y de muy buenos.

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.218 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com