Quien enseña a innovar

Imatge imaginacionEl que no innova esta muerto, seguramente lo hemos escuchado de nuestros colegas, competencia, emprendedores, consultores, prensa, etc.
Todos, me atrevo a asegurar, estamos inmersos en un proceso continuado de innovación, ya sea voluntario o involuntario, es decir, seremos mas proactivos o reactivos, pero con certeza no hacemos las mismas tareas este año que el pasado, ni desarrollamos los mismos productos, es más, seguramente estamos acompañados en nuestro entorno profesional y social de personas distintas, de manera que aun sin quererlo o saberlo estamos reaccionando de manera distinta ante los acontecimientos.
Pero innovar, innovar, realmente no es tan fácil, o mejor dicho, obtener un retorno del nuevo producto o servicio desarrollado es realmente lo complicado.
A veces desarrollamos ideas pensando en el mercado potencial y nos anima saber que el mercado, hoy, es global, por lo que nuestros productos están a un golpe de click al otro lado del planeta. Esta es a veces la razón del emprendedor, que buscando nuevos horizontes es capaz de visualizar un proyecto de futuro en el que participar.
Existen normas y certificaciones para la innovación, pero la innovación es un arte ? como a veces nos venden los empresarios exitosos (Zara, El Corte Ingles, Apple, ….) o realmente se aprende a innovar.
La innovación es muchas veces observación. Se trata de tener la mente despierta para recibir los inputs y procesarlos para detectar oportunidades en su sentido mas amplio en el mundo empresarial o social.
Recuerdo hace unos años (décadas) que viajar era un placer en el que se tenia que convivir con el acarreo de maletas de acá, para allá, en aeropuertos y estaciones de tren.
Alguien, le puso ruedas a las maletas.
Hoy, hasta los maletines de mano para el transporte de un simple ordenador portátil lleva incorporadas las ruedecitas. A nadie se le ocurriría comprar una maleta de equipaje sin ruedas.
Podemos denominar a la innovación como tal cuando tiene el reconocimiento del mercado y eso se traduce en ventas.
Lo malo de innovar y ser el primero es que se pueda ser copiado, pero otra consideración que nos podríamos plantear para mas adelante es si es bueno o malo ser copiado.

Como muy bien hemos podido comprobar la anticipación a los acontecimientos es factor clave para la consecución de los objetivos. Visualicemos nuestras metas y diseñemos un plan. No lo dejemos en manos de terceros, nunca se sabe donde nos llevarán.

Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Estrategia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Atención online

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 2.218 seguidores más

Follow La reflexión de la estrategia: asignatura obligatoria on WordPress.com